Novedades

Héctor Klerian de JLL opina que el diseño en el espacio de oficinas ha tomado gran relevancia en el nuevo concepto porque antes los espacios privados se ubicaban cerca de las ventanas y el resto de las personas al centro, una característica es que se favorecía un lugar físico específico para cada colaborador.

De acuerdo con Alberto Laris, director de comercialización de GAYA, el organigrama jerárquico vertical se ha roto y la consecuencia lógica es que se refleja en los espacios de oficinas y se privilegian los espacios abiertos y mobiliarios más dinámicos. Complementando la idea, Antonio Elizalde de Principle Mexico afirma que “en nuestra experiencia efectivamente, se está transformando la idea y concepto de diseño en una oficina, cada vez más los espacios reflejan no sólo los estándares de la marca –empresa- sino su ideología y valores; no solo son espacios de trabajo eficientes sino cada vez más personalizados de acuerdo a la imagen de la empresa”.

En cuanto al papel de la tecnología, “prácticamente hoy no se puede diseñar una oficina sin que haya tecnología de punta, monitores para video conferencias y elementos que permitan la interacción con el elemento clave: conectividad”, refiere Héctor Klerian.

Alberto Laris enfatiza que el uso de la tecnología también ha modificado el tamaño de los espacios de trabajo y mobiliario “es interesante ver cómo pasamos de la PC con muchos cables que te obligaba a tener escritorios con cubiertas muy profundas para pasar a la laptop –que incluso algunas ya no necesitan de conectarse a la corriente eléctrica porque la pila tiene mayor duración- y en cuanto a la conexión de internet ahora es por wifi, incluso los conmutadores tienden a desaparecer. Hoy las inversiones de las empresas van más enfocadas en tecnología, redes, controles y sistemas de seguridad”.

De acuerdo con los especialistas consultados, el espacio por persona estaba en dos dígitos 16, 15 , 10 metros cuadrados considerando el espacio de trabajo, circulaciones y apoyos comunes, pero algunos ya diseñan con 9 a 8 metros cuadrados por persona.

Para Carlos Ceballos, director Project Management en Colliers International México, los millennials, la tecnología y la integración de generaciones son temas que empujan a las empresas a cambiar. En la experiencia de Colliers International México han visto que “usualmente nuestros clientes buscan ser muy eficientes en cuanto a los espacios que contratan de 10 a 11 metros cuadrados por persona es lo usual aunque la mayoría de las empresas buscan dar a su personal por lo menos un espacio que les permita desempeñar sus tareas de forma eficiente, confortable con las herramientas e interconexión, así como áreas colaborativas, reunión y espacios de servicios. Normalmente los espacios son de 10 a 15% menores que sus mismos corporativos en Norteamérica.

Por Catalina Martínez Quintero

Fuente: Inmobiliare.com