Novedades

¿Sabías que los empleados y directivos que trabajan con luz natural en su oficina son más saludables que los trabajadores que pasan su jornada laboral en un espacio de trabajo sin ventanas?

No lo decimos nosotros, es una conclusión de uno de los numerosos estudios e informes médicos que estudian la influencia de las condiciones ambientales en la productividad laboral (Newsham GR. Aries M. Mancini S. and Faye G. (2008) Individual Control of Electric Lighting in a Daylit Space. Lighting Research and Technology 40, pp 25-41). Hoy hablamos de uno de los temas más interesantes del diseño integral de espacios de trabajo: la luz natural en las oficinas.

Luz natural para el bienestar y la productividad
Volvemos a remitirnos a otros dos interesantes estudios neurocientíficos, el primero firmado por los investigadores de la Universidad norteamericana de Northwestern, en Orlando, Florida y el segundo realizado por la Academia Americana de Medicina del Sueño. Ambos informes comparten algunos datos tan llamativos como importantes, por ejemplo:

  • Trabajar en un espacio con luz natural supone que una persona recibe un 173% más cantidad de ese tipo de luz al día. Este dato es relevante porque, según los científicos, esa cantidad extra de luz natural que absorbe el organismo contribuye a conciliar mejor el sueño nocturno y, además, a dormir durante más tiempo, en concreto cuarenta y seis minutos más por noche. No parece mucho tiempo, pero si multiplicas 46 minutos por cada noche laborable, verás que el trabajador que disfruta día a día de luz natural duerme casi cuatro horas durante la semana laborable que otro empleado que trabaje exclusivamente con luz artificial.
  • La mejora en la calidad del sueño nocturno hace que los trabajadores que pasan su jornada laboral en salas y despachos con luz natural sean más activos y eficaces a la hora de resolver problemas y situaciones complejas.
  • Recibir o no luz natural afecta directamente a la salud de los empleados. Según estos estudios, los trabajadores que recibían luz natural en su centro de trabajo tenían menor riesgo de contraer enfermedades y de tener que pedir permisos para ir al médico o coger una baja laboral por enfermedad.
  • La luz natural es un factor importantísimo para mantener en forma la salud mental del trabajador. Según estos informes, los empleados que no recibían luz natural en su centro de trabajo presentaban una mayor tendencia a sufrir estrés y episodios de fatiga laboral.

Posibles desventajas de la iluminación natural

Estos estudios e investigaciones que hemos consultado no hacen más que verificar una obviedad evidente: el ser humano necesita disfrutar de luz natural en su vida diaria. Pero a la hora del diseño integral de espacios de trabajo, no debemos perder de vista las desventajas de esa luz natural en el entorno laboral, por ejemplo:

  • El exceso de ventanas en un espacio de trabajo puede provocar un aumento excesivo de la temperatura, un calor directo que se traduce en el conocido disconfort ambiental que también incide directamente en la productividad y la eficacia del equipo de trabajo.
  • Por las ventanas de nuestro centro de trabajo no penetra solo la luz natural, también acceden el ruido y la polución de la calle. Disfrutar de luz natural y evitar esas molestias ambientales exige que la empresa realice una inversión en aislamiento que, dependiendo del número de ventanas, puede ser muy significativa.
  • La directa, sin matizar o filtrar con estores o cortinas, puede producir no solo deslumbramientos a la hora de trabajar con pantallas de visualización de datos, sino serios problemas visuales a corto y medio plazo (problemas de salud que pueden aumentar el número de bajas laborales o visitas al médico de empresa).

Fuente: LambadTres